La puerta del Diablo

la puerta del diablo

“La puerta del diablo” era uno de los varios tenebrosos botaderos de cadáveres de San Salvador durante los años 60s, 70s y 80s. Su soledad, las grandes formaciones rocosas y precipicios en donde un grito no vale nada, desde donde se pueden divisar toda la capital, Ilopango y su lago, fueron testigos mudos de mucho sufrimiento: centenares de estudiantes, campesinos, sindicalistas, luchadores y luchadoras sociales fueron traídos a este lugar por los escuadrones de la muerte de aquella época, para ser torturados, asesinados y luego lanzados a los barrancos.

Hoy la “puerta del diablo” es un parque turístico muy bonito, en donde uno puede caminar por senderos sobre las grandes rocas, entrar a las cuevas, mirar a la ciudad con otros ojos, comerse un elote loco o una torta de elote. Hay puestitos de comida y música guanaca en el aire. Otro tiempo.

Dice la canción de Alí Primera: “El pueblo salvadoreño tiene el cielo por sombrero. Tan alta es su dignidad, en la búsqueda del tiempo en que floresca la tierra por los que han ido cayendo, en que venga la alegría a lavar el sufrimiento…”

Esta foto es un homenaje a los y las incontables compas que yacen en los alrededores de “la puerta del diablo” y que ayudaron a que hoy sea posible vivir distinto.

Allan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s