Al principio la timidez fue su lenguaje. Quizá no conseguía creer que de verdad iba a recibir como regalo la sesión fotográfica que desde hace tiempo deseaba. O quizá la abrumaban las indicaciones del mundo adulto: muevase así, ríase, no se ría…

Le preguntamos: ¿cuál es tu lugar favorito? ¿dónde te gustaría que te hicieran una foto? Y ahí fue cuando el lenguaje cambió…

Felíz cumpleaños, Angélica ❤

Allan y Gaby.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s