“Yo me llamo Giovany, pero desde pequeño me dicen Gio”, nos cuenta mientras nos maneja rumbo a su casa. Son apenas unas cuadras pero cuando bajamos del ferry nos estaba esperando con un rótulo y fue muy amable al ayudarnos con las mochilas. La casa de Gio fue nuestro hospedaje en Ometepe.

Gio es un joven visionario que nació en la isla y en ella pasó su infancia. Años más tarde se fue a estudiar a Rivas y a Managua, se graduó como ingeniero en sistemas y consiguió un trabajo. Sin embargo, esos dos volcanes hicieron las veces de dos imanes y al poco tiempo le invadieron las ganas de hacer algo distinto con su vida, más atrevido, menos rutinario, y esta vez lago adentro: ¿quién no ha experimentado la nostalgia del regreso al ombligo? Y el ombligo de Gio estaba en Ometepe. Aprovechó el llamado de su familia, que le propuso que volviera, y tomó su destino por los cuernos. Apostó fuerte: “me regreso -les dijo-, pero solo si me dan la libertad para emprender”. Y así fue.

A la casa de Gio se puede llegar caminando desde el muelle. Está ubicada a menos de 3 cuadras al sur de la Iglesia de Moyogalpa y es para sus huéspedes mucho más que un hospedaje. También lo es para Gio: “es la casa de mi familia, acá vivimos, aunque yo soy el principal responsable del hotel”. De la casa al volcán, a las cascadas o una aventura en kayak hay muy poca distancia, pero no siempre fue así: “cuando comenzamos teníamos disponible solo una habitación, en menos de un mes fue necesario habilitar otra. Y hoy tenemos 6 habitaciones disponibles: 4 matrimoniales, 1 triple y 1 cuádruple. Nuestra casa tiene cocina, sala, un patio interno y ofrecemos WiFi”, nos cuenta Gio. De buena velocidad, agregamos nosotros.

Recogen a sus huéspedes en el muelle o en el aeropuerto, rentan motocicletas u ofrecen paquetes turísticos atractivos y a buen precio: “algunos tours locales son aburridos o repetitivos. Yo trato de diferenciarme en eso. Hago además encadenamientos locales para que otra gente se beneficie también. El único requisito que les pongo es la calidad y el respeto al turista. Y siempre trato de innovar”.  Para muestra un ejemplo: “al principio yo no tenía motos para la renta, pero luego de varias experiencias me di cuenta de la necesidad. Para alguna gente en la isla el negocio eran las caídas: le cobraban a los clientes hasta $200 dólares por las reparaciones y eso le arruina el viaje a cualquiera. Al final yo incluso refería a mis clientes con algo de temor de que les fuera a pasar algo desagradable y que eso manchara también mi imagen. Por eso decidí ofrecer el servicio yo mismo”. Gio solo cobra $20 por reparación de cada pieza dañada, porque eso es lo que realmente cuesta el arreglo de una pieza. “Y trabajo con gente honesta”, concluye.

La ubicación de la casa de Gio es estratégica: en el centro de Moyogalpa, muy cerca de restaurantes y paradas de bus. Ofrecen desayuno (solamente hay que coordinarlo con la familia la noche antes) y el huésped tiene agua caliente, abanicos y purificador de agua. La electricidad se alimenta de páneles solares, que Gio instaló con ayuda del gobierno: “por medio del Instituto de Turismo, que apoya a los pequeños emprendimientos. Nosotros solo tuvimos que costear el 20% de la inversión”. El lugar es muy tranquilo, las habitaciones cómodas y la familia encantadora.

Para nosotros fue muy grato quedarnos en la casa de Gio y lo recomendamos absolutamente. Fuimos por dos noches y nos quedamos tres, y lo disfrutamos mucho. Nosotros no tenemos el ombligo enterrado en Ometepe y sin embargo… ¿quién no ha experimentado la nostalgia del regreso?

Algunos consejos viajeros:

  • La Casa de Gio está ubicada 2 ½ cuadras al sur de la Iglesia de Moyogalpa, se puede llegar caminando o coordinar con Gio para que les recojan en el muelle.
  • Se puede reservar desde el sitio web http://casadegio.com/ y también es posible comunicarse a través de la página de facebook https://www.facebook.com/CasaGioDeMoyogalpa/
  • Si tienen alguna duda sobre Ometepe o requieren consejo para planificar actividades en la isla no duden en comunicarse con Gio. Su número de teléfono es el +505 8427 7976
  • Si decides reservar tu habitación en la casa de Gio y mencionas que te enteraste gracias a este artículo RECIBIRAS UN DESCUENTO DEL 20% EN TU ESTADIA

¿Conoces a alguien que piensa viajar a conocer la isla de Ometepe? Puede que nuestra publicación le resulte útil: compártela 😉

Allan y Gabriela

Ventanabierta Fotografía © Todos los derechos reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s