Masaya es un pueblo de gente laboriosa y noble, forjada con los golpes que da el calor de su clima tropical. En 1989 fue declarada “Patrimonio Cultural de la Nación y Cuna de la Insurrección”, por haber sido protagonista de numerosos momentos de trascendencia histórica. Jugó un papel determinante durante la Revolución Popular Sandinista e incluso, cuando los filibusteros de William Walker pretendieron apropiarse de nuestras naciones en 1856, ahí en sus calles se las tuvieron que ver con los patriotas centroamericanos.

Hoy Masaya es una ciudad tranquila y apacible, que recuerda a sus mártires, que conserva el colorido de su vieja arquitectura y sus modos de pueblo, por cuyas calles circulan todavía algunas carretas tiradas por burros y caballos. Su actividad comercial es frenética, pero a pequeña escala. La dinámica de su vida comercial da la impresión inequívoca de tener un origen que data de muy atrás en el tiempo. Masaya es tierra originaria de bravos pueblos indígenas, es por lo tanto cuna de guerreros pero también de artesanos, tejedores, pintores y orfebres.

Hay dos mercados grandes en el pueblo: el nuevo mercado de artesanías, que da empleo y oportunidades a muchas familias y está ubicado justo detrás del parque, y un segundo mercado, mucho más antiguo, que está un poco más al norte. Vale la pena caminar hasta allá. Aunque está menos orientado al turista es, definitivamente, una parada obligatoria para cualquier visitante que busque experiencias más cercanas a la gente de a pie. Entrar al mercado viejo de Masaya es como entrar a una extraña nueva dimensión.

Hay muchas alternativas para comer en Masaya. Nosotros, al salir del mercado viejo, nos decidimos por almorzar en el comedor “Paco Mer”, que es atendido por una familia muy amable. Lo recomendamos: el almuerzo, además de estar muy bueno, fue barato. Nos sirvieron además un refresco de Pitaya que nos devolvió a la vida. Créannos: hace calor en Masaya. Tanto calor hace que cuando luego nos fuimos a caminar por el parque, a ver la gente, fue necesario hacer otra pausa de hidratación, esta vez en el “Kafé Café”.

¿Quieren conocer un pueblo hermoso? Visiten Masaya 🙂

Algunos consejos viajeros:

  • Dos lugares recomendados para comer en Masaya son el Comedor “Paco Mer”, a un costado del nuevo mercado de artesanías, y el “Kaffé Café”, frente al parque.
  • Visitar los dos mercados de Masaya.
  • No olviden que en el parque hay conexión WiFi.
  • Si tienen más de 10 años de edad les recomendamos que NO SE SUBAN a los columpios 😛

¿Te gustó lo que leíste? Si le das “seguir” a nuestro sitio web recibirás nuestras próximas publicaciones. También puedes búscarnos en Facebook y seguirnos en nuestra cuenta de Instagram.

Allan y Gabriela

Ventanabierta Fotografía © Todos los derechos reservados

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s